Un niño chino finge su secuestro para no tener que hacer los deberes


El joven, de diez años de edad, aseguró que un hombre y una mujer lo metieron en una camioneta mientras iba a la escuela el pasado 17 de enero.
En un vídeo, remitido por la oficina municipal de seguridad pública y 
Que fue muy compartido en redes sociales, el niño afirma que logró escapar de sus "secuestradores" 
Cuando estaban distraídos con sus teléfonos móviles.
 Según su testimonio, después se escondió entre la hierba hasta que se marcharon.

La Policía pronto empezó a sospechar de la versión del menor, y después de un intercambio de preguntas acabó por confesar que se lo había inventado todo
 para no hacer los deberes.
De hecho, poco después los agentes encontraron su mochila escolar en un aparcamiento, dentro de la cual se hallaban precisamente sus tareas inacabadas.

El suceso ha suscitado multitud de comentarios en Weibo -el equivalente chino de Twitter-, con usuarios tanto a favor como en contra de la actitud del niño.