ARIANA GRANDE CANCELÓ A ÚLTIMO MOMENTO SU PRESENTACIÓN EN LOS GRAMMY

Tras una semana complicada, en la que ha tenido que aguantar un sinfín de burlas y críticas en las redes sociales por culpa de algo tan insignificante como un tatuaje, Ariana Grande no estaba de humor para lidiar con las exigencias de los responsables de los Grammy.

Aunque estaba previsto que la cantante se subiera al escenario del Staples Centre de Los Ángeles este domingo para deleitar al público y a los espectadores con uno de sus temas, esos planes parecen haber cambiado en el último momento.

Según informa el portal Variety, la estrella del pop se sintió directamente insultada por los organizadores cuando estos intentaron 'censurar' su repertorio, informándole que no podría cantar su último single '7 Rings'.Pese a ese primer encontronazo que marcó las negociaciones, ambas partes se habrían esforzado por encontrar una solución y finalmente acordaron que la canción podría sonar si formaba parte de una especie de popurrí. El problema es que la Academia quería reservarse el derecho a elegir qué sencillos formarían parte de su actuación y esa fue la gota que colmó el vaso para ella.