'Prohíben' anfitrionas en la Convención Minera

La presencia de anfitrionas en los stand de la Convención Minera quedó prohibida para la edición de este año que se desarrollará del 16 al 20 de setiembre en el campo ferial de Cerro Juli en Arequipa.
“La atención de los stands estará exclusivamente a cargo de jóvenes estudiantes universitarios debidamente acreditados”, informó el Instituto de Ingenieros de Minas del Perú, organizadores del certamen.
Agregan que por lo tanto, “no se convocará ningún servicio de anfitrionas para tales fines” y “no ha otorgado ninguna autorización a empresas de servicios para efectuar convocatorias de este tipo”. También piden a la opinión pública no dejarse sorprender por “las diversas comunicaciones o convocatorias que se han detectado en algunas plataformas digitales no oficiales a nuestro evento”.
Grace Muñoz, exanfitriona y reina de belleza, dijo a RPP que el papel de las anfitrionas en la Convención Minera se fue desvirtuando con el tiempo. “Un anfitrión, como ocurre en tu propia casa, es quien te recibe y acoge para atenderte y darte información, pero eso ya no ocurría en Perumin. Algunas empresas tenían a las chicas como un objeto bonito para ver”, dijo.
En ediciones anteriores, las empresas contrataban anfitrionas nacionales y extranjeras para laborar durante los días de la convención. “Había empresas que exigían a las chicas a que usen mallas muy chiquitas, minifalda muy corta y escote pronunciado, esa no era decisión de las anfitrionas”, comentó Muñoz.

Cambios en Perumin

El Reglamento de Exhibidores de Perumin para este año, plantea algunos cambios. En el punto 13 precisan que los organizadores pueden “formular observaciones a la vestimenta de las personas con las que el exhibidor cuente para atención de su stand, a fin de que se mantenga la sobriedad del evento”.
Estas personas serán ahora, según el comunicado emitido el jueves, estudiantes universitarios “debidamente acreditados”.
También se establecido horarios para el consumo de bebidas alcohólicas en el recinto ferial.
Para Grace Muñoz, los cambios son positivos y la idea es que el certamen minero sirva para debatir ideas de desarrollo y no para exhibir mujeres en mallas o minifaldas.
“En las últimas ediciones incluso había personas inescrupulosas que repartían tarjetas promoviendo otro tipo de servicios y eso hacía que las anfitrionas se vieran empañadas en la figura de damas de compañías, algo muy negativo para ellas”, dijo.

              FUENTE: RPP