Dejan atrás las camillas y llevan a niños en carros de juguete hasta el quirófano

Menores hospitalizados son engreídos por médicos de Hospital de Alta Complejidad Virgen de la Puerta

En Trujillo, los niños que son operados o sometidos a algún procedimiento médico en los hospitales de EsSalud, son trasladados al quirófano en autos de juguete, una iniciativa implementada para reducir el miedo, ansiedad y estrés que genera el tratamiento quirúrgico.

La estrategia se aplica en el Hospital de Alta Complejidad Virgen de la Puerta de la Red Asistencial La Libertad, donde las tradicionales camillas han sido reemplazadas por coches o carritos de juguete eléctricos que los propios infantes pueden conducir.

INICIATIVA
La impulsora de esta iniciativa es Mercedes Ángeles Ponce, jefa del servicio de Centro Quirúrgico y Anestesiología de dicho nosocomio, quien resaltó que de esta forma se crea un ambiente más amigable y contribuye a superar el temor y estrés pre y post quirúrgico en los niños.

“Muchas veces los niños vienen muy aprensivos por el tratamiento oncológico o quirúrgico que están recibiendo. El despegarse de su papá o mamá les ocasiona llanto y un trauma muy grande. Ahora, ingresar al quirófano en el carro de juguete es menos estresante y hasta resulta entretenido”, resaltó.

DATO
En el hospital Virgen de la Puerta, un promedio de 360 niños son sometidos a intervenciones quirúrgicas cada año, de los cuales un 30 por ciento son pacientes pediátricos con enfermedades oncológicas.

La idea, surgida inicialmente en países como España y Estados Unidos, ha demostrado que incluir el juego antes de una intervención quirúrgica es una estrategia que funciona para reducir la ansiedad en los pequeños, los padres y el personal de salud, y arranca sonrisas en un momento que solía ser tenso.

ANDINA