EMPRENDEDORES QUE EMERGIERON EN TIEMPOS DE PANDEMIA


Las empresas que ganan por el día están sujetas a sufrir por su economía, muchas de las cuales corren el riesgo de tener que manejar a sus trabajadores.

Debido a la pandemia que está experimentando el mundo, muchas compañías anunciaron su cierre temporal, para proceder al aislamiento social en sus hogares.
Hay empresas que pueden ejercer, sin embargo, otras no tienen ese permiso, por lo que muchas personas decidieron digitalizarse, reinventarse en varios sectores, con el gran fin de ganar dinero, con otras actividades o seguir con su trabajo de forma digital
Hemos compilado algunas empresas que surgieron en medio de esta cuarentena:

1. Una discoteca de internet:

Sebastián González, de nacionalidad colombiana, tuvo una gran idea, muchos locales tuvieron que cerrar, con eso, miles de DJs quedaron sin trabajo, no fue un impedimento para que Sebastián dejara de pensar en grande.
Implementó una discoteca virtual, hizo uso de la plataforma virtual "Zoom" para ejecutar su proyecto. Al principio comenzó con transmisiones gratuitas y videoconferencias, poco después, esto se hizo más importante, generando ganancias por boletos para una discoteca virtual.
La gente tuvo que pagar entre $ 5 y $ 10 para acceder a estas videoconferencias, donde no solo estaba el DJ, sino también anfitriones y modelos, como si fuera una verdadera discoteca.
El proyecto de Sebastián fue excelente, ya que las compañías de licores comenzaron a involucrarse en él. Están interesados ​​en esa idea fenomenal.


2. Clases en línea con expertos:


El dos veces campeón mundial y venezolano, Antonio Díaz, aprovechando su condición de atleta destacado, lleva a cabo clases en línea con sus estudiantes.
Academias cerradas, imposible de realizar su trabajo, para lo cual comenzó una academia virtual que poco a poco crece debido a la gran demanda de estudiantes matriculados.
A pesar de ser complicado, poder ayudar a los estudiantes en las posiciones correctas ahora es una solución a la falta de empleo, todos los días buscan nuevas formas de enseñanza para poder llevar a cabo su trabajo bien.


3. Máscaras de cobre:

Uno de los elementos de protección que se agotaron antes de la llegada del covid-19 fueron las máscaras. Luz Briceño, se aventuró en esa área con su compañía
The Copper Company.
Máscara a base de nanopartículas de cobre, un material importante para protegerse con la particularidad de que el virus puede mantenerse durante cuatro horas, por el contrario, el plástico y otros materiales, duran más de veinticuatro horas.
La compañía logró vender 60,000 máscaras en menos de un mes y genera empleo para más de 70 personas en su fabricación.





4. Panadería a través de una aplicación:

Antonio Bertasio, un argentino de nacionalidad, en tiempos pasados, consideró la creación de una aplicación para su panadería como un gasto insípido, debido a la situación, esta idea de un "gasto insípido" cambió.
El proceso consiste en instalar la aplicación, iniciar sesión e insertar la ubicación, si la dirección está en el rango de atención, inmediatamente aparece una tarjeta con los productos, para luego realizar el pedido y enviar el pedido para hornear.
Actualmente planean expandir el negocio, con más personas, campañas publicitarias y de comunicación para crecer y posicionarse en el mercado digital.



5. PANELES PROTECTORES

Se puede decir que Francis Murillo, y su compañía 2MD Laser que ya han estado en el mercado durante seis años, son una aventura del momento, porque trabajaron para estudiantes de Arquitectura, ahora este implemento es parte del personal de Salud de su país.
En semanas fue fabricado 8,000 paneles protectores. 

Primero comenzó con la donación a los lugares afectados, pero poco a poco el proceso y la demanda se expande.Tiene una particularidad en su proceso de ventas, que es que por cada panel que compran, el usuario donará uno. Tenemos que entender que estas circunstancias conducen a la práctica de la solidaridad.

6. Frutas y verduras y alta demanda:

Natalia Peris, de Bogotá, desde que se aplicó la cuarentena en ese país, la obligó a cerrar su negocio, pero no a cerrar sus ideas y hábitos empresariales.
Implemento un sistema de entrega, con días intercalados (lunes, miércoles y viernes) para la entrega y los otros días no mencionados para preparar pedidos.
Ella sabía que la competencia era muy fuerte, a pesar de eso, siguió adelante. Las "grandes" empresas (supermercados) a veces colapsaron ante la demanda, por lo que era razón para que más personas conocieran su negocio y crecieran más y utilizaran su servicio.